Por lo general, la vida de pareja es la oportunidad más grande de crecimiento y aprendizaje, siempre y cuando estemos dispuestos a observarnos en ese espejo que es el otro.
Una vida en común implica atravesar por situaciones en las que nos sentimos confrontados, y en algunas oportunidades enfrentados. La terapia de pareja es un espacio para, con el acompañamiento de un profesional, observar y reconocer las propias pautas de relación y transformarlas.

La terapia de pareja se aborda desde el enfoque familiar sistémico, apoyándose en terapias integrales como las propuestas por la psicología Transpersonal y, según el caso, valiéndose de técnicas específicas como los protocolos de intervención de la Terapia Breve Estratégica.

 
“Lucidez es hacer de cada herida un ojo”
Luis Enrique Mejía